6 preguntas para amarte a ti mismo cuando te parece imposible

“Tu mismo, tanto como cualquiera en el universo, mereces tu amor y afecto.” ~ Buda

En 2012, el amor propio se convirtió en lo más importante de mi vida. Después de que el odio a mi misma y la adicción me llevaran a tocar fondo, no había otro sitio donde ir que no fuera hacia arriba. Cuando alguien me preguntó el año pasado cuánto tiempo había estado en este viaje del amor propio, contaba desde 2012. Es cuando creía que este proceso comenzó.

Entre mis viejas diarios, sin embargo, recientemente encontré algo extraño e increíble: mi viaje hacia el amor propio comenzó mucho antes de lo que yo creía. Años antes de tocar fondo, había estado teniendo las mismas epifanías: Necesito amarme a mí misma, necesito dejar de intentar conseguir que la gente me ame, necesito ser más amable conmigo misma.

Sin embargo, esas epifanías no duraban. De hecho, solía olvidarlas en cuanto volvía a mi estado “normal”: ansiedad, depresión, el auto-crítica, fobia social y una serie de comportamientos adictivos que usaba para escapar de esos estados incómodos.

Curiosamente, cuando mi sufrimiento estaba en su peor estado, pocas personas podrían haber dicho que el amor propio era mi problema. Tenía una fachada exterior de confianza en mí misma. La mayoría de la gente pensaba que me amaba demasiado.

Sin embargo, mis diarios cuentan otra historia. Es una historia no solo de sufrimiento silencioso, sino también de ignorar todos mis intentos de curar ese sufrimiento. Aunque estaba auto-saboteándome de forma crónica, también estaba tratando de ayudarme en el proceso.

En un comentario de Facebook a uno de mis posts, alguien escribió: “Muy cierto, pero estoy cansado de todo este rollo sobre de amarte a ti mismo. Nadie ha escrito nunca sobre cómo hacerlo cuando no te sientes así. Suena tan simplista: sólo amate a tí mismo primero. Genial, ¡vaya respuesta!”

Puede ser irónico dar una respuesta aún más simplista a esto, como “Encuentra las respuestas dentro de ti”. Pero creo que es importante señalar que hay una diferencia entre simplicidad y facilidad. Las lecciones más importantes de la vida son realmente simples: amarse a uno mismo, encontrar tus propias respuestas, conocerse a uno mismo. Sin embargo, llevar a la práctica estas lecciones es un trabajo de por vida lleno de lágrimas, temores e incertidumbre.

La verdad es que las respuestas están dentro de ti, como si estaban dentro de mí. Es sólo cuestión de descubrirlas y aplicarlas de manera coherente.

Tus respuestas están en tu experiencia. Pero no están archivadas en carpetas limpias. Están esparcidas en cada momento entre despertadores, preocupaciones y recados. Tampoco están etiquetadas según el tipo de preguntas a las que responden. Podría tener un mal presentimiento acerca de algo, y eso podría ser amor propio, pero también podría ser miedo.

Así que, en lugar de respuestas, me gustaría proporcionar algunas preguntas. Tu relación contigo es única y tus respuestas también lo serán. Y, además, esas respuestas seguirán cambiando. Te puedes hacer estas preguntas a diario y no sería demasiado.

1. ¿Cómo puedo entender mejor esta experiencia?

Una frase que encontré frecuentemente escrita en mis viejos diarios fue: “¿Por qué siempre me pasa esto?” Me lo preguntaba tanto sobre los períodos de depresión tanto como de los patrones de relación.

Cuando me hice esta pregunta, no estaba buscando una respuesta. Mi mayor progreso hacia la salud mental fue aprender a hacerme esa pregunta genuinamente. ¿Por qué siempre termino solo cuando más necesito a la gente? ¿Por qué a veces experimento períodos abrumadores de depresión? Así, empecé a aprender cosas importantes sobre mí.

Aprendí que tenía una tendencia a no hacer descansos nunca, a luchar por la perfección y quemarme en el proceso. También aprendí que tenía una manera de alejar a la gente para probar si se quedaban. Ver estos patrones era doloroso, pero mucho menos doloroso que creer que estaba rota, indigna y condenada a estar solo.

Cuando estés en medio de un momento de autocritica o juicio, date un momento para cambiar tu foco e intentar entender. En lugar de tratar de arreglar tus emociones o tus reacciones, ¿cómo puedes entenderlas mejor? ¿Qué sentimientos están tratando de comunicarse contigo? ¿Cómo puedes reconocer estos mensajes? En lugar de pelearte por decir o hacer algo, ¿cómo puedes obtener una perspectiva más holística de tus motivaciones para decir o hacer eso?

Cuando tomas la decisión consciente de ser más curioso sobre tu experiencia, de una forma natural dejarás de resistirte, juzgar y criticarla. Cuanto más abraces cada momento, más podrás abrazarte.

2. ¿Quién soy más allá de mis comportamientos, pensamientos y emociones?

Para poder abrazar los altibajos de la vida sin perder el amor propio, debes amarte a ti mismo más allá de esos altibajos. Esta es la diferencia entre la auto-aprobación y el amor propio.

La aprobación va y viene. Cuando cometes un error, puedes desaprobarte. Es saludable y normal. Si no experimentas momentos de calma en la autoestima, es posible que nunca aprendas de tus errores y acabes hiriendo a otros. El amor propio, por otro lado, es algo que necesitas en cada momento, especialmente cuando tu autoestima es baja.

Cuando no apruebes tu comportamiento, pregúntate quién eres más allá de ese comportamiento. ¿Cómo puedes aceptarte a ti mismo más allá de la montaña rusa de la experiencia cotidiana, para que no importa cuáles sean esas experiencias, sigas pensando en ti mismo como digno de existir?

3. ¿Qué necesito ahora mismo?

Cada día, pregúntate lo que necesitas. Así, comenzarás a nutrirte. También comenzarás a entender algunos de los efectos secundarios que experimentas cuando no satisfaces tus necesidades. Una vez que alimentas su hambre, entiendes mejor tus síntomas de hambre. Esto te conduce a un profundo perdón de tí mismo.

Un Audio de Regalo para  Tí.

Para que Aprendas a vivir sin ansiedad

Para recibirlo sólo tienes que rellenar el formulario de abajo.

Más de 10.300 personas ya lo han descargado. Garantizamos tu privacidad al 100%.

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero propiedad de UN MUNDO CONSCIENTE, S.L., con la finalidad de atender tu solicitud y de enviarte publicaciones, promociones de productos y/o servicios. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no aceptas no podremos atender tu solicitud. Puedes consultar la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en vive@mundoconsciente.es Los datos que facilites serán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing)cuya política de privacidad puedes consultar aquí.

Especialmente cuando estás tratando de liberarte de malos hábitos, puedes preguntarte qué necesidades estás tratando de sustituir con esos hábitos.

Cada acción perjudicial, incluso si te duele profundamente, también te sirve de alguna manera. Tal vez sus hábitos poco saludables te hacen sentir comodidad, control, o incluso ayudarte a tener atención. La necesidad detrás de cada comportamiento es siempre válida, pero algunos comportamientos son más sostenibles y saludables que otros. Al reconocer tus necesidades más profundas, puedes hacer un plan para cumplir conscientemente con ellos de una manera más saludable.

Una cosa que he descubierto que necesito es movimiento. Tengo mucha energía en mi cuerpo que gastar cada día. No me di cuenta de esto durante mucho tiempo porque estaba gastando esa energía en mantener mi ansiedad crónica.

Cuando me di cuenta de que podía usar esa energía para ser físicamente activa, mi vida cambió. Mis niveles de ansiedad se desplomaron. Establecí una relación completamente diferente con mi cuerpo. También logré una nueva perspectiva sobre mi larga lucha con los trastornos alimentarios, el tabaquismo y la adicción.

Tenía una necesidad básica de controlar mi cuerpo, de influir en mi estado físico. Todavía tengo esa necesidad. La única diferencia es que, ahora, estoy tomando decisiones conscientes sobre cómo voy a cumplirlo.

4. ¿Cómo puedo darme lo que necesito?

Una vez que descubras cuáles son tus necesidades, puedes empezar a anticiparlas y cumplirlas.

Sólo reconocer tus deseos es la mitad del trabajo (especialmente si son diferentes de los de las personas que te rodean).

La otra mitad del trabajo es preguntarte a ti mismo, cada día, cómo puedes satisfacer sus necesidades. La clave es prever tu hambre y alimentarla antes de que aumente de forma incontrolable. De esta manera, puedes evitar recaer en esos desesperados hábitos autodestructivos.

5. ¿Cómo puedo reconocer las necesidades que todavía no puedo cumplir?

Digamos que descubre que necesitad estar más tiempo a solas de lo que pensabas. Y supongamos que descubres esto mientras vives con cuatro compañeros de cuarto. Lo más probable es que no seas capaz satisfacer esta necesidad de la noche a la mañána. Sin embargo, el amor propio no va sobre la rapidez con que arreglas tus problemas. Es simplemente la práctica de tener una relación más amable contigo mismo.

Puedes reconocer tu frustración y deseos antes de tomar medidas para abordarlos. Puedes asegurarte que vas a hacer algo al respecto. Recuerda cómo te has sentido mejor cuando otras personas te han tranquilizado. ¿Cómo puedes darte ese tipo de tranquilidad a ti mismo?

6. ¿Cómo puedo asumir la responsabilidad sobre mí mismo?

Una cosa que podría interrumpir tu viaje de auto-nutrición es esperar a alguien o algo te salve.

Es posible que reconozcas tu necesidad de apreciación, pero en lugar de tomar medidas para satisfacerla, podrías contarte una historia sobre cuándo vendrá.Podrías decirte que es mejor esperar hasta conseguir alguna promoción, logro o evento. Por lo tanto, puedes perder oportunidades valiosas para amarte a ti mismo.

Comienza a prestar atención a las necesidades que no estás satisfaciendo porque las estás poniendo en el futuro o en las manos de otras personas. Y pregúntate cómo puedes comenzar a satisfacer esa necesidad ahora mismo.

Todos deseamos que alguien esté atento a nosotros, que realmente se preocupe por lo que estamos pasando y cómo hacerlo mejor.

La parte más hermosa de aprender a hacerte y responder estas preguntas de forma regular es que ese anhelo finalmente se cumplirá.

No necesitas esperar a que alguien te haga sentir que vales la pena escucharte y cuidarte. Tu salvador te ha estado esperando en el espejo todo el tiempo.

 

Por Vironika Tugaleva

Traducción: Silvia de Vacaciones en Gredos

Leave A Comment

Te informamos que tus datos personales son tratados de conformidad con lo establecido en el REGLAMENTO (UE) 2016/679 de protección de datos de carácter personal. El Responsable del tratamiento de tus datos es UN MUNDO CONSCIENTE, S.L. y quedarán registrados en un fichero con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la Política de Privacidad.

Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de tus datos de carácter personal dirigiendo tu petición al correo electrónico protecciondedatos@mundoconsciente.es Podrás dirigirte a la Autoridad de Control competente para presentar la reclamación que consideres oportuna.

 

Acepto la Política de Privacidad *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies